Objeto del proyecto

El presente Proyecto Básico y de Ejecución tiene como objeto definir las obras de construcción del itinerario peatonal del eje Realejo-San Lorenzo, con el fin de configurar un espacio preferentemente peatonal, potenciando los valores patrimoniales, ambientales y turísticos, además de solucionar el problema de accesibilidad de los peatones, adaptándose al decreto 293/2009 de la Junta de Andalucía, por el que se
aprueban las normas técnicas para la accesibilidad en las infraestructuras, el urbanismo, la edificación y el transporte, así como las Ordenanzas Municipales de aplicación.

El proyecto se desarrolla en el Casco Histórico y corresponde a la Calle Santa María de Gracia que queda delimitada entre la Calle Realejo y la Plaza de San Lorenzo, en la calle donde actuamos desembocan la calle Pleiteneros, la calle Polichinela, la calle Peña, la plaza del Poeta Juan Bernier, la calle Pedro Verdugo, la calle Arroyo de San Rafael y la calle Arroyo de San Lorenzo. También se actúa en la Plaza de San Lorenzo y en el ensachamiento de esta con la calle Arroyo de San Lorenzo.

Progreso 0%

Estado actual

Con esta actuación se trata de continuar con una serie de actuaciones que el Ayuntamiento viene llevando a cabo en los últimos años en el Casco Histórico para fomentar la accesibilidad general de la ciudad con el menor coste energético. Así se continuará el eje peatonal, ya ejecutado, San Pablo-Realejo, siguiendo las disposiciones del Plan Especial del Conjunto Histórico de Córdoba, estando catalogada la calle
a tratar como espacio primario.

Según el artículo 91 Condiciones de tratamiento, del capítulo V Ordenanzas de Espacios Primarios, la propuesta consiste en configurar un espacio preferentemente peatonal, para lo que se dispondrá el pavimento en plataforma única, pavimentando los laterales con losas de granito y el centro con adoquín de granito, siguiendo los criterios del PEPCHC.

La actuación sobre el itinerario Realejo – San Lorenzo, se ejecuta fundamentalmente en la calle Santa María de Gracia en el distrito Centro, que se sitúa entre dos barrios, el de San Pablo-San Andrés y el de San Lorenzo, tiene su inicio en la calle Realejo y desemboca en la plaza de San Lorenzo, siendo su trazado prácticamente recto y de secciones variables en toda su longitud.

La longitud total de la zona de actuación es de 275 m y en ella desembocan la calle Pleiteneros, la calle Polichinela, la calle Peña, la plaza del Poeta Juan Bernier, la calle Pedro Verdugo, la calle Arroyo de San Rafael y la calle Arroyo de San Lorenzo. Se incluye también en el ámbito de esta actuación el ensanchamiento de la calle Arroyo de San Lorenzo y la calzada y acerados de la Plaza de San Lorenzo.

El ancho total de la calle varía entre los 4,50 m y los 7,00 m. Las aceras también tienen una sección variable no cumpliendo con el ancho mínimo normalizado. La solería existente de baldosa hidráulica, está en muy mal estado debido al paso del tiempo y como consecuencia de la invasión de las aceras por los coches ó por los accesos no acondicionados de los garajes existentes, la calzada es de asfalto.

Por otra parte no se cumple la normativa vigente sobre accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas.

Solución adoptada

Se pretende potenciar la habitabilidad de este espacio público, aumentando el espacio dedicado al peatón, actualmente insuficiente e incompatible con la sostenibilidad de la movilidad de la ciudad.

Se complementa el eje peatonal Alfonso XIII- San Pablo-Realejo, ejecutado en años anteriores, con lo cual se garantiza la accesibilidad al Centro Histórico de Córdoba, actuando con plataformas continuas para las personas de movilidad reducida y potenciando el interés turístico de Córdoba y sus valores culturales como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Con la intervención se mejorarán las condiciones de accesibilidad y medioambientales del espacio y se adecuará la imagen urbana de este ámbito al carácter representativo, ambiental y patrimonial llevado a cabo en el resto del Casco Histórico.

Las obras a ejecutar en la calle Santa María de Gracia y la Plaza de San Lorenzo consisten en la demolición del acerado y la calzada existente.

• En Santa María de Gracia al ser el ancho de la mayoría de los tramos de la calle inferiores a 6 metros de anchura se le dará un tratamiento preferentemente peatonal, ya que al no poder realizarse dos aceras con dimensiones mínimas, el nivel de la calzada se igualará con el del acerado y se creará una plataforma única. Todo este tramo se pavimentará con el mismo criterio de despiece que existe en el tramo anterior ejecutado en pasados años.

• La zona central de la calle se pavimentará con adoquín de granito gris, el ancho de este tramo será de 2,80 m, pavimentándose en cada uno de los extremo con losas de 90 x 60 x 14 cm de granito también gris, a lo largo de toda la calle Santa María de Gracia se dispondrán cada 3,60 m, bandas de granito negro de 0,15 cm a lo largo de todo su ancho, como continuación del despiece que se desarrolla en el tramo ejecutado en la calle Realejo. La disposición del adoquinado se realizará mediante un eje longitudinal formado por tres hileras de adoquín que será donde acometan las aguas y perpendicularmente a esta se dispondrán simétricamente el resto de adoquines a cada uno de los lados hasta conformar dicha banda central. A cada uno de los lados de esa banda se pavimentará con losas de 90 x 60 de granito gris, presentando un ancho variable en toda su longitud. El acabado de todo el pavimento será aserrado flameado

• El tramo de calle contiguo con la Plaza del Poeta Juan Bernier quedará integrado en la misma plaza, generando un espacio único de preferencia peatonal, para lo cual las bandas de piedra negra del pavimento existente en la plaza se prolongará hasta las fachadas que delimitan la calle Santa María de Gracia.

• El ensanchamiento de la calle Arroyo de San Andrés irá también en plataforma única, el tramo destinado a tránsito rodado tendrá una dimensión de 5 m al tener la calzada dos sentidos y el pavimento será de adoquines de granito gris, el resto será de losas de granito de dimensiones 90 x 60 cm, a excepción de una determinada zona contigua a la calzada que irá destinada a carga y descarga de vehículos y que se pavimentará con adoquín de granito.

• Por último, el espacio de encuentro entre las calles Arroyo de San Rafael, Arroyo de San Andrés, Santa María de Gracia y Plaza de San Lorenzo quedará resuelto a dos cotas distintas debido a la complejidad existente en ese cruce de vías. Para poder hacer compatible el tráfico rodado que a ellas confluyen, se evitara el tránsito peatonal en la zona central, permitiendo únicamente el tránsito de los viandantes de forma perimetral y a modo de acerado que quedará pavimentado mediante losas de granito de 90 x 60 cm. La zona que queda rebajada se pavimentará con adoquín de granito gris.

El alumbrado existente en toda la calle es de tecnología LED, a excepción de las farolas que separan la plaza del poeta Juan Bernier de la calle objeto del proyecto, donde la luminaria será sustituida por otra más eficiente.

Actualidad del distrito